Cómo tratar con la familia y los amigos el día de tu boda

Siempre estoy aquí para darles consejos basados en mi propia experiencia y por eso siempre les digo de quién debn alejarse y en qué deben fijarse, porque me hubiese sido de mucha ayuda tener eso cuando me casé. La experiencia de cada persona es única y eso no significa necesariamente que lo que la gente nos diga vaya a sernos útil. 

Por eso creo que lo mejor es acudir a un profesional. Llevo tanto tiempo en esto que, a estas alturas, conozco las trampas, las cosas que hay que tener en cuenta, las cosas que siempre suelen salir mal y de las que nadie parece hablarte. Ahora quiero dar un respiro a los vendedores. En lugar de eso, déjame que te hable de tu familia y amigos

Está más claro que el agua que tienen tu mejor interés: te quieren y desean que todo salga bien, tanto como tú. Sin embargo, por el hecho de ser familiares o amigos, hay un elemento del que nunca se habla y que me molesta mucho. Todo el tiempo, durante las bodas, la gente se queja de que no sabían que algunas cosas podían pasar, y me siento mal por ellos porque no tuvieron ningún consejo profesional real. Quiero ayudarles a que eso no ocurra, por eso escribo este tipo de artículos. 

De lo que la gente nunca habla es de cómo se comportan la familia y los amigos durante las bodas y los días previos. Algo pasa, amigos. No sé lo que es y no lo entiendo, pero pasa algo raro y la gente empieza a comportarse de forma extraña. Y parece que cuanto más cercanos son a la pareja, más probable es que tengan una reacción extraña a las cosas. Las emociones se disparan y, al igual que para ti, para ellos es un momento de ansiedad y de impulso. Los nervios aparecen para ellos tanto como lo hacen para ti, porque te quieren. 

Esto me ha pasado a mí. Mis mejores amigos, que son personas increíbles, estaban allí el día de mi boda y se comportaron como estúpidos. Especialmente mi mejor amiga que, a pesar de ser rápida, inteligente e increíble, el día de mi boda estaba como un ciervo en los faros de un coche. Más tarde me di cuenta de que lo que me estaba pasando a mí, todas las emociones y los nervios, también le estaban pasando a ella, ya que la energía viaja. Cuando somos cercanos a alguien, podemos captar sus sentimientos, emociones y su energía

Ahora, la verdadera razón por la que te cuento todo esto es para que evites dar tareas y cosas que hacer a tus amigos. Te decepcionarán. No responderán tan rápido ni con la misma celeridad que lo haría un profesional. Necesitas personas rápidas y decididas, que estén listas para salvar el día, listas para tomar las decisiones correctas y espontáneas, y alguien que sera capaz de resolver todos los problemas que puedan surgir. (Contrate una Asistente de Bodas aquí: Bridal Assistant – Wedding Packages NYC). Tus amigos no trabajan para ti. No tienen la experiencia y sus comportamientos dependen mucho de las emociones, por lo que no puedes esperar que realicen sus tareas a la perfección

Otra cosa que ocurre con la familia y los amigos es que te darán consejos antes de la boda. Yo no escucharía esos consejos, ya que los profesionales son realmente los únicos que tienen derecho a un consejo real y útil. Si realmente lo necesitas, siempre puedes llamarme, contratarme a mí o a alguien como yo para que te asesore (mándanos un email a info@weddingpackagesnyc.com). Hagas lo que hagas, evita que la gente te diga cómo tienes que vivir tu boda, ya que te resultará muy agotador escuchar todos los consejos, todos los comentarios, todas las sugerencias y las cosas que debes y no debes hacer que vienen de tus allegados. Todo el mundo parece tener algo que decir, lo que acaba siendo muy agotador para la pareja. 

Sé que es muy difícil mantenerlos al margen de la conversación, y que todo el mundo comentará inevitablemente tu boda. Pero hazte un favor y planifica un tiempo a solas entre tú y tu futuro cónyuge. Siéntense juntos y, aunque suene estúpido, mírense a los ojos y respiren juntos durante 5 minutos. Es una especie de meditación. Tómense de las manos, mírense y respiren, todos los días o tantas veces como puedan, hasta el día de la boda. Mientras tanto, pueden ir a comprar los proveedores de la boda, pensar a quien invitar, qué tipo de flores quieren, reservar los vuelos y todas las cosas de la boda. Todo esto va a ser estresante, sin duda. Y es inevitable, por eso lo único que queda por hacer es conectarse y evitar que estas conversaciones y comentarios los separen. Si lo hacen durante 5 minutos cada noche, se harán inmunes a toda la cháchara que se produce en torno a su día especial. Los hará más fuertes y más firmes. Lo que quieras hacer, lo harás. No dudarás y no te verás arrastrado en siete direcciones diferentes. Si haces todo esto y además contratas a buenos profesionales con experiencia, a los que entrevistes e investigues, es muy probable que tu boda salga fenomenal. 

¿Buscando las palabras adecuadas para decir en el altar?

Nuestra experta en bodas Verónica Moya ha preparado estos
inspiradores libros de votos para ayudar a nuestros novios a crear sus votos perfectos.
Este libro es un excelente regalo para la futura novia o el futuro novio!

es_ESSpanish